Autor Tema: Mi experiencia con el Tahe Borneo  (Leído 207 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Thalassoma

  • Grumete
  • *
  • Mensajes: 5
  • Kayak: (novato sin kayak, de momento)
Mi experiencia con el Tahe Borneo
« : 27 octubre, 2022, 01:35:00 am »
Hola a todos.
Aunque creo que la mayoría de gente de este foro prefiere los kayaks cerrados, he pensado que podría ser interesante relatar mi experiencia durante un verano con el Tahe Borneo. Esto va sobre todo enfocado a aquellas personas que, como yo hace unos meses, se estén planteando comprarse un kayak de este estilo. He alquilado kayaks durante años, pero este es el primero que me he comprado, así que tampoco esperéis un análisis muy técnico, ni comparaciones con otros modelos.
-Compra.
Empiezo por la experiencia de compra, porque creo que hay algo importante a tener en cuenta, y ya os adelanto que ha sido claramente el aspecto más negativo en toda esta aventura. Con la tienda donde lo compré no he tenido ningún problema, pero creo que el fabricante del kayak falla un poco en el proceso de control de calidad y en el embalaje. Devolví los 2 primeros que llegaron porque traían defectos de fábrica. El tercero tenía algunos rayajos del transporte -los 2 primeros también tenían-, pero ya me lo quedé porque vi que iba a ser imposible que llegase uno perfecto. No entiendo muy bien que algo que no es precisamente barato y que tiene un diseño bastante interesante no vaya mucho mejor embalado para su transporte -apenas lo cubren con una bolsa de plástico gigante y un par de espumitas en los extremos-. Si alguien se va a comprar un kayak de estos, le recomendaría que no espere a que empiece la temporada, por si lo tiene que devolver y estar esperando más tiempo de la cuenta.
El kayak viene con 2 asientos acolchados muy cómodos, y tapones para los agujeros de vaciado -que ni he sacado de la bolsa, la verdad-. Los asientos hay que ajustarlos muy fuerte con sus cinchas, e incluso acabarlos de apretar cuando ya estás sentado encima. Así quedan muy rígidos y te sujetan bien la zona lumbar.
-Palas.
Compré 2 palas de la misma marca, de 230 cm de largo. En mi opinión, es la longitud de pala mínima para este kayak, ya que es bastante ancho. También compré las cintas para sujetar las palas al kayak, que van muy bien porque durante las salidas veraniegas te tiras al agua a nadar bastantes veces y las palas se caen de vez en cuando al agua.
-Transporte en el coche.
Este modelo pesa unos 34 kg. Se necesitan 2 personas para subirlo y bajarlo de la baca del coche. Por la forma que tiene el casco, a mí me va mejor llevarlo en la baca boca arriba, ya que al revés la proa baja demasiado para mi gusto y me invade un poco la visión al conducir. Al tener un casco muy plano por abajo, se ajusta perfectamente a la baca. He circulado a 100 km/h por autopista y no se ha movido ni un pelo, sujeto con 2 cinchas pasando por la baca y 2 cabitos a proa y popa que van a los enganches del coche para la grúa.
-Transporte hasta el agua.
Este modelo incluye 2 rueditas en la popa, que se quitan cuando lo has metido en el agua y se guardan en el mismo kayak, lo cual es muy cómodo porque no tienes que volver al coche a dejar ningún carrito, y en medio de la salida puedes sacarlo del agua en una rampa si quieres. Como están atrás del todo, mientras lo arrastras tienes que soportar también la mitad de su peso. No es como los carritos que van a la mitad del kayak, ya que estos descargan todo el peso al suelo. Por tanto, las rueditas del kayak no son para ponerse a recorrer grandes distancias. Van bien en suelo pavimentado y asfalto, regular en camino de tierra con piedrecitas, y mal cuando hay agujeros y piedras grandes. En la arena de la playa se atascan si está seca, y ruedan bien cuando llegas a la parte húmeda y compacta. Vamos, que a veces hay que llevarlo un rato a pulso, con sus 34 kg más los remos, asientos, chalecos, agua, comida, aletas y gafas, petates, etc. Lo ideal es buscar puntos de acceso al agua que permitan acercar al máximo el coche, aunque luego haya que ir a aparcarlo más lejos. No recomiendo entradas al agua que no sean muy fáciles, ya que con un bicho de este peso a cuestas no te interesa nada tropezarte o resbalarte.
-Navegación.
Es super cómodo y estable. Pasa sin problemas las olas que te dejan los barcos al pasar, y en mar algo picada apenas se tambalea. Tampoco he salido con marejada, claro. Te puedes tirar a nadar y subirte de nuevo cuando quieras, sin volcarlo. Incluso un niño pequeño se puede tirar del lateral al agua de un salto con los adultos sentados en el kayak.
Con mar muy plana hemos ido de media a unos 3 nudos, llegando a 3,8 en algunos momentos. Con olas o viento en contra vas más lento, obviamente.
Según el viento, el oleaje, o lo que sea, a veces se va desviando hacia un lado u otro poco a poco y hay que rectificar el rumbo. No tiene timón, así que hay que hacerlo a base de paladas extra en un mismo lado. No es ningún drama.
Como es más o menos largo, no va meneando la proa de lado a lado con las paladas, como se ve que hacen los kayaks cortos. Si en algún momento las 2 personas no van sincronizadas al remar, o el de atrás quiere dar paladas en un mismo lado para rectificar la dirección, los remos casi nunca se chocan, ya que hay bastante distancia entre el de delante y el de atrás.
Yo diría que en el asiento de delante no puede ir alguien con piernas muy largas -hablo de gente de 1,80 m de altura en adelante-, porque ya no les caben en el espacio que hay, o les haría llevarlas demasiado encogidas. En el asiento trasero o en el central no hay ningún problema con eso.
También he salido un par de veces en solitario -con ayuda para subirlo y bajarlo del coche, claro-, y va igual. La velocidad es la misma que con 2 personas.
-Otras recomendaciones.
Llevar atado a proa un cabito de varios metros de largo. No siempre es fácil sacarlo del agua para ponerte a nadar o bucear, así que con el cabito lo puedes atar a alguna roca del fondo, como si hubieses fondeado con un ancla. O si hay mucha profundidad pero quieres nadar un rato, te puedes tirar con el cabito en la mano y te aseguras de que el kayak no se te vaya alejando solo.
Llevar algún trozo de tela para tapar los petates, mochilas,...que se coloquen en el "maletero" del kayak. Así, en sombra, no se calienta tanto todo lo que hay dentro. Por cierto, ese "maletero" está genial. Aparte de poner ahí las rueditas, puedes llevar 2 pares de aletas grandes y un par de petates de esos para náutica. También hay espacio para más trastos por en medio del kayak -gafas de bucear, botellas de agua, etc.-.
-En resumen.
Es un kayak muy cómodo y práctico, estupendo para salidas de ocio, para llegar a calas poco accesibles por tierra, para descubrir cuevas, o echarte a bucear en medio del mar y que te rodeen cientos de peces.

Saludos.

Desconectado ferranaza

  • Grumete
  • *
  • Mensajes: 1
    • azadares
  • Kayak: kayak malibu sport
Re:Mi experiencia con el Tahe Borneo
« Respuesta #1 : 04 noviembre, 2022, 11:29:19 am »
Hola compi!! Que buen análisis para ayudar a los novatos como yo e incluso a los mas avanzados, no hay nada como la propia experiencia de una persona para ver si vale la pena su compra o no. Espero que disfrutes de tu kayak y gracias por compartirlo con nosotros.   :lol: