Autor Tema: Natural range and drift - referencias naturales y desviaciones  (Leído 3493 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Anto

  • Moderador
  • Marinero
  • *****
  • Mensajes: 1020
Este artículo es traducción mas o menos literal del mismo en Inglés que podeis encontrar en la página de guillemot : http://www.guillemot-kayaks.com/guillemot/information/kayaking_technique/small_boat_and_kayak_navigation

(con la autorización del autor)

He intentado que la traducción sea lo más fiel posible, pero pensad que en castellano hay expresiones que no pegan nada, aún así las he mantenido. Quiero decir, es más literal que literario.

Espero que os ayude a mejorar vuestra seguridad.

-------------------------------------------------
REFERENCIAS  NATURALES Y DESVIACIONES

 Puedes haber leído libros sobre como navegar en kayak. Quizá te sentiste sobre pasado por algunas técnicas. Pudieron haberte dado la sensación de que si no estás versado en navegación avanzada terminarás derivando hasta el siguiente continente en lugar de almorzar en esa isla tan bonita que ves a menos de una milla. Este artículo no te va a decir que no debes aprender lo más posible sobre técnicas de navegación – de hecho estos conocimientos pueden evitar que te metas en problemas. Sin embargo hay veces que se requiere una solución de fortuna. La habilidad de leer los signos cuando estás en el agua no es menos importante que tu mejor preparación antes de empezar a navegar. Tienes que ser consciente del agua. Ser consciente de las condiciones a tu alrededor te ayudará a mantenerte seguro incluso si has calculado tu ruta antes de sentarte en kayak.

Si estas paleando hacia el este desde un punto de no retorno hasta la última isla a una velocidad de 3 nudos y hay una corriente de 1 nudo empujándote desde el norte, ¿qué rumbo debes tomar para no perder la última isla? Este es un problema sencillo sobre el tablero y siguiendo este método te saldrá un rumbo sobre los 70º. Si estás paleando en la niebla espesa y no hay viento, eso es probablemente lo que debes hacer. Pero esto requiere que sepas la velocidad de la corriente, que el viento no te afecte y que sepas realmente a que velocidad remas. También necesitas pintar la ruta y un diagrama vectorial. En la práctica esto tienes que hacerlo en tierra (NT: o en el puente de un crucero).

En la práctica, cambiarás tu punto de destino en el agua o el viento te llevará o, tu tabla de corrientes no te indicará del canal entre el punto de no retorno y la última isla o estarás tan cansado que no podrás mantener tu ritmo de paleo normal. En otras palabras, seguramente no sabes la relación entre la velocidad de la corriente y tu ritmo de paleo. No tienes información sobre como pintar el diagrama vectorial incluso si tu lápiz no se ha ido flotando Sin embargo, puedes ver la isla. En algún punto intermedio hay una marca que indica el canal. En el camino sabes que hay una corriente potente. Tienes que hacer algo hasta la isla o si lo pierdes te deslizarás lejos hasta que encuentres otro punto donde desembarcar seguro. Así que ¿cómo estar seguro de que llegarás a destino?

Referencias

Toda la información que necesitas está a tu vista. Es lo que se llaman “referencias  naturales”. Una referencia es solo una serie de objetos en una línea. Tu y tu destino describen una línea  y la boya que marca el canal es el tercer objeto en la línea. La boya cae en el rumbo hasta la última isla. En tanto la boya esté alineada con tu punto de destino, tu estás alineado entre tu punto de salida y destino. Mira hacia la boya y la isla detrás. Elije una referencia en la isla que esté directamente detrás de la boya, puede ser una casa, árboles, rocas o simplemente  un punto en la isla. La boya es un extremo de la marca, y el punto en la isla el otro. Ahora empieza a remar hacia la boya, tam pronto como entres en la corriente empezarás a desviarte.

Si eliges el punto en la isla como tu destino, la tendencia natural es apuntar tu barco hacia allí y mantenerlo apuntado todo el camino. Si hay corriente o viento empujándote de izquierda a derecha, te deslizarás a la derecha. Tu ruta describirá una gran curva. Lo mejor que puede pasar es que tengas que remar mas de lo necesario, lo peor serás empujado sin alcanzar tu destino o hasta lugares peores. Puedes detectar la corriente por la desviación de la boya y por el hecho de que tu punto de origen, la boya y tu destino ya no se encuentran alineados en cuanto empiezas a cruzar el canal. En cuanto tu te ves empujado a la derecha, los objetos lejanos parecen empujados a la derecha y los cercanos a la izquierda.

Te darás cuenta de que la boya y tu referencia empiezan a estar desalineadas. Si la boya va hacia la izquierda de l referencia en tierra, necesitarás girar a la izquierda y mantenerte paleando. Si la referencia sigue separándose de la boya, girá más a la izquierda y sigue paleando. Ocasionalmente la boya se realineará con la referencia. Si la referencia se desliza en el otro sentido de la boya ajusta tu rumbo a la derecha y mantente paleando. Siempre que mantengas la boya y la referencia alineadas, estás en la línea recta sobre el canal.

Esta técnica obvia es todo lo que necesitas para mantener el curso más rápido sobre el canal. Remar en aguas bravas te  transportará sobre una corriente navegando de manera que no te vayas corriente abajo, mientras continúas remando hacia el lado lejano. Este “(ferry angle) ángulo de cruce” asegura que no te arrastra corriente abajo en el peligro. Puedes hacer lo mismo en el océano.  Con una referencia puedes encontrar con facilidad el ángulo de cruce sin saber nada de la corriente o de tu velocidad. Una referencia puede ser cualquiera dos cosas alineadas  en tu recorrido. Pueden ser montañas o boyas, árboles o botes anclados. Si no hay objetos estacionarios en el agua deberás encontrar objetos en las cercanías de tu destino. Una roca en la playa alineada con un árbol puede ser lo único que encuentres. Dos objetos juntos no te proporcionarán una referencia tan sensible  como un par de objetos más separados. En canales estrechos como ríos puedes encontrar referencias artificiales – normalmente dos torres unidas en el río. Los pilotos de río saben que en tanto mantengan las torres alineadas están en el canal.

Cuando sepas que estas en la corriente, gira ligeramente hacia ella. Ajusta tu rumbo de manera que las marcas en tu referencia sigan alineadas cuando te acercas. Si el objeto más cercano se mueve hacia la izquierda relativa del objeto más lejano, ajusta tu rumbo más a la izquierda. Cuando el objeto empiece a caer a la derecha, ajusta tu rumbo a la derecha. Esto te asegura el camino más eficaz sobre la corriente y te mantiene fuera de los peligros que pudiera haber corriente abajo.

Los principios de las referencias son evidentes cada día: conduciendo, los postes de teléfono pasan más rápido que las montañas lejanas que tardan mucho más. El ángulo hacia el objeto más cercano cambia con más rapidez que el ángulo hacia el objeto más lejano. Cuando estás pasando una corriente perpendicularmente verás que los objetos cercanos se mueven mucho más rápido que los lejanos. Manteniendo la alineación relativa entre los objetos cercanos y lejanos sabrás hacia donde te está llevando la corriente.

Derivas.

Detectar una corriente cuando estás en ella puede ser muy difícil, incluso cuando te arrastra con rapidez.  Cuando estas remando en medio de la corriente puede no haber indicios de que está allí. Cuando tu coche se mueve en la autopista con tus ojos cerrados puede ser difícil saber si te estás moviendo. Es cuando el coche se para que te despiertas. Tienes que saber reconocer los indicios.  Esta puede ser la dirección de la estela bajo tuyo o las líneas de boyas de navegación. Debes también buscar las estelas que dejan las corrientes en objetos estacionarios.

En una corriente, las olas golpean sobre la cara expuesta a la corriente de los objetos estacionarios, y el agua detrás de ellos está normalmente más plana que los remolinos de alrededor. Dependiendo del ángulo de la luz, la superficie puede ser más clara o más oscura que la del agua calmada. A menudo serás capaz de ver ese contraste de color que indica la presencia de una corriente. Este cambio de tono está asociado a un cambio de velocidad o dirección. El color diferente normalmente se da corriente debajo de una obstrucción que causa el cambio.

Si no prestas atención a la corriente y tratas de mantener tu proa apuntando a destino, serás transportado por la corriente describiendo un arco. Incluso si puedes leer los signos de la corriente en el agua, es útil conseguir una referencia cuando empiezas a cruzar. Comprueba la orientación cuando navegas, rápidamente notarás cualquier desviación de tu rumbo. También puedes usar una brújula , toma la lectura hacia tu destino. Si la lectura cambia cuando avanzas estás siendo movido fuera de tu rumbo por una corriente o por el viento.

La corriente suele ser más sutil que el viento, pero el viento puede sacarte de rumbo con facilidad. Un viento fuerte puede ser difícil de ignorar, pero es útil ser capaz de detectar que habrá viento antes de empezar a cruzar. Un indicio obvio son los caballitos de espuma en el agua. La presencia de caballitos y de olas que rompen es una señal evidente de que hay viento fuerte que los forma. Un cambio en el tamaño de la ola está asociado normalmente a un cambio de color o tono del agua.

Obviamente muchas referencias no nos serán útiles durante todo el recorrido. Es posible que alcances un punto de referencia, este es el momento de elegir una nueva. Si las condiciones son de niebla es posible que no veas el final de tu recorrido. En este caso querrás tener marcas cercanas. En aguas de Nueva Inglaterra a menudo es fácil encontrarlas, en algunos lugares hay boyas de langostas cada 6 metros. Incluso si solo tienes 30 metros de visibilidad, te pueden proporcionar muchas marcas estacionarias para elegir. Lee la brújula a menudo, si pierdes las referencias, la última lectura de rumbo puede servirte hasta que encuentres otra referencia.

Mucho cuidado con elegir una gaviota o la cabeza de una foca como punto de referencia, incluso si no nadan, al menos están derivando con la corriente. Necesitas algo realmente estacionario. Si no tienes posibilidad de encontrar una referencia enfrente, puedes emplear una referencia detrás. Mira detrás de ti y busca objetos que estén en tu trayectoria. Esto no es lo más cómodo pero al menos pueden servirte para saber cuanto te estás alejando de tu curso.

Si lo único que tienes es el punto de salida y el de llegada, querrás mantenerte en una línea entre ambos. Si tu destino está directamente enfrente y puedes ver tu lugar de salida justo sobre tu hombro izquierdo, deberás ajustar tu rumbo hacia la izquierda para regresar a la línea original. Si tu destino se coloca a la derecha de tu proa y tu lugar de salida está sobre tu hombro izquierdo probablemente lo estás haciendo bien.

« Última Modificación: 26 enero, 2007, 13:25:05 pm por zenitram »
Cambia el reloj por la brújula, mas vale saber el camino que ir deprisa

http://kayantonso.blogspot.com/