Autor Tema: Foca gris en el Parque Nacional das Illas Atlánticas  (Leído 1848 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Musgo

  • Marinero
  • **
  • Mensajes: 242
  • Ja, ja, ja
Foca gris en el Parque Nacional das Illas Atlánticas
« : 10 mayo, 2006, 09:54:10 am »
El archipiélago de Cíes tiene desde hace un mes un nuevo y exótico inquilino. Se trata de una foca gris, de unos ocho meses de edad, "que goza de un muy buen estado de salud". A los biólogos de la Coordinadora para el Estudio de los Mamíferos Marinos (CEMMA) les sorprende su aspecto por una razón: desde 1995 todos los ejemplares de foca avistados en aguas de las Rías Baixas aparecieron muertos o moribundos.

La dirección del Parque Nacional Illas Atlánticas también mostró ayer su entusiasmo por la llegada de "Raquel", así bautizada por Alfredo López, biólogo de Cemma. "La avistamos hace 18 días. Se la ve feliz: su piel está perfecta, sin heridas ni rasguños de ningún tipo", comentaba el director del Parque, José Antonio Fernández Bouzas.

Los biólogos suponen que Raquel realiza alguna visita a tierra para posarse en las rocas que afloran a la superficie. Pero hasta ahora sólo se ha dejado ver en el mar, si bien durante el tiempo suficiente para que los expertos pudieran fotografiarla y disponer de una descripción bastante aproximada del ejemplar: mide cerca de 1,20 metros, pesa entre 40 y 50 kilos y procede, seguramente, de aguas bretonas.

Evitar a los curiosos
Desde Parques eluden especificar la zona por donde se mueve. Hablan de un perímetro muy amplio, entre las islas sur y norte, siempre por dentro de la ría. Así quieren evitar que una más que probable invasión de curiosos ahuyente a la foca. Sí indican que transitan en aguas donde más intensa es la corriente.

José Antonio Fernández Bouzas no sabe decir con tanta exactitud como López cuándo fue la última vez que recaló en aguas de la Ría de Vigo una foca viva y en tan perfecto estado. Más que el avistamiento en sí, el director del Parque subraya el tiempo que Raquel lleva ya en estas aguas. "Eso no es habitual", añade.

Para los responsables del parque, la llegada y perfecta adaptación de la simpática foca en Cíes "es también un buen indicador del estado de salud de las aguas del parque". Y por eso quiere contar con su presencia el tiempo que ella quiera. "El animal está bien y lo único que hay que hacer es dejarla tranquila", concluye.

Desde 1995, todos los ejemplares de este mamífero marino recalaron en la ría muertos o moribundos.