Autor Tema: Cortando Argentina en Kayak | 26 días de travesía | 1300 km  (Leído 1686 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado Francesco Peressini

  • Grumete
  • *
  • Mensajes: 8
  • Kayak: "Narval" 5.10 astillero "Wotan"
Buenas gente! soy nuevo en el foro y quería compartir la travesía que realicé este verano. Subí un post a taringa sobre la misma y lo adapte para este foro. Les dejo el link si es que quieren verlo en el formato original y si les gusta y quieren puntuarlo se agradece.
http://www.taringa.net/post/turismo/19361325/Cortando-Argentina-en-Kayak-26-dias-de-travesia.html
Espero que les guste y/o les sirva. Empecemos:



como en la vida misma es la respuesta que dio mi padre cuando le preguntaron si tenía que remar mucho en su kayak, "como en la vida misma".



No puedo decir que la idea de esta travesía surgió en un momento preciso, siempre estuvo ahí. He navegado el Río Limay cientos de veces, mayormente la parte entre Plottier y Senillosa. Y siempre estuvo el deseo de seguir su curso hasta el mar, cosa que han concretado cientos de kayakistas, entre ellos mi viejo, pero yo decidí llevarlo un poco más allá.

"Cortar Argentina remando" fue la idea, partiendo desde el Nahuel Huapi a 15 km del límite con Chile y terminando en el mar (Balneario El Cóndor, Viedma). En total más de 1300 km en kayak. Navegando dos ríos por completo y pasando 5 represas.

Mapas del recorrido:



Hasta una semana antes de arrancar iba a realizar la travesía solo, pero fue entonces cuando mi viejo se entusiasmó y planificó para acompañarme los 6 primeros días, lo cual me puso muy contento ya que hace tiempo que no remábamos tanto tiempo juntos. En cuanto a él debo decir que es un aventurero, no sólo arriba del kayak, sino en la vida misma. Rema desde los 20 años, y ha realizado numerosas travesías. En 1991 hizo el Río Amazonas a Kayak (más de 6600km en 6 meses y medio), a la vuelta fundó la Escuela de Kayak de Plottier, en la cual fue instructor muchos años. Me enseño no sólo remar, sino a disfrutar de cada paleada.

Yo, Francesco Peressini, estudiante de Ingeniería Mecánica en la Universidad Nacional del Comahue, con 21 años sabía que me tenía que tomar al menos 30 días para realizar la travesía, y tenía más que claro que si no realizaba esta travesía en este momento posiblemente nunca más tenga la posibilidad.
Desde junio del 2015 me propuse remar todos los sábados a la mañana para no perder el ritmo y de a poco ir practicando las diversas maniobras de reingreso al kayak . Fue ahí cuando les dijes a mis conocidos, que poco saben de remar, que si quieren irse conmigo de viaje sólo tenían que remar a mi lado todos los sábados. Y así estuve yo, remando río arriaba más que solo  a partir de las 7 am, cosa que disfrutaba demasiado.
Únicamente Miguel, "Tepo", un amigo mío y de mi viejo, me acompaño un par de veces. Las suficientes para decidir unirse en alguna parte del viaje. Me acompaño del sexto al doceavo día de travesía, desde el puente de Collón Curá hasta la cola del Chocón.

El día anterior a una travesía es una pelea constante por hacer que entre todo lo necesario adentro del kayak, haciendo que este llegue a pesar cerca de 50 kg.


Primeros días:

Arrancamos viaje hasta Villa la Angostura el 11 de enero, donde hicimos noche a la intemperie. Al día siguiente pusimos los kayak en el agua a las 8 am en el Brazo Rincón del Nahuel Huapi, dispuestos a comenzar la travesía.





Costo poco agarrar un buen ritmo de remado, dedicándole de 6 a 7 hs en promedio por día. Eso si, después de tanto movimiento hay que enlongar:



El Lago Nahuel Huapi tiene su fama entre los kayakistas por ser unos de los más peligrosos cuando se pica. Pero a nosotros nos tocó un clima perfecto para navegar y encarar dos cruces alucinantes de 9 km cada uno. Gracias a esto tardamos 2 días y medio en completar sus 75 km de extensión.





Al tercer día navegamos el final del lago, llegando a la boca del Río Limay para después recorrer Valle Encantado:


Gracias a Pablo por la foto! casualidad de encontrar un amigo kayakista...


"El dedo de dios":

Nunca en mi vida reme tanto como en el cuarto día, remamos 10 hs hasta llegar a las cercanías de la primera represa: La represa de "Alicurá".
A las 7 de la tarde llegamos a dicha represa, y teníamos que ver como pasarla. Sólo contábamos con un carro casero que yo había construido y probado unos meses atrás en la represa de Arroyito.
Caminamos unos kilómetros hasta Gendarmeria y hablamos con el Mayor a cargo para pedir permiso, el cual nos fue concedido después de discutir un poco. A la mañana siguiente nos estábamos carcomiendo la cabeza al intentar cargar los dos botes en el carro. El Mayor se acerco, más para no perdernos de vista que para ayudar, y al vernos en complicaciones nos ayudo a cruzar los kayaks en la caja de una camioneta. La parte delantera de los kayak iban sobre caja y nosotros sosteniendo la parte trasera. La idea era ir despacio, pero he de decir que creo que el Mayor disfruto de vernos trotar tras la camioneta en más de una ocasión.


Tardamos 1 hs en cruzar la represa (estimábamos 6 hs si lo hacíamos caminando) y una vez del otro lado continuamos remando.



Al sexto día nos desviamos unos 12 km hasta el puente Collón Curá, lugar hasta el cual me acompaño mi viejo y donde se unía mi amigo Tepo:





Al día siguiente llegamos a la represa de Piedra del Águila. Después de hablar con Gendarmeria nos permitieron el paso por la presa, pero debíamos hacerlo por nuestros medios.
Esta vez contábamos con mi carro y con otro comprado de mi amigo.
Ese día tardamos una hora sólo en subir una picada de unos 500 metros.
Al día siguiente nos levantamos a las 6.30 am decididos a terminar de cruzar, pensando que íbamos a estar a las 10 am del otro lado, ya que faltaba recorrer 500 metros de tierra y unos 10 km de asfalto.
Pero unos 100 metros antes de llegar a la garita de Gendarmeria, a 2 km de la picada, se le rompe una rueda a mi carro. Hasta ahí llegaron esos tres tubos de la pileta pelopincho de mi madre que simulaban ser un carro funcional.
Entonces decidimos dividir el trabajo: la idea era que Tepo lleve su kayak y vuelva así nos encontráramos a medio camino y me de el carro para yo poder hacer lo mismo.

A la hora y media de haberse ido él, yo arranque a caminar. Luego de transcurrir otra hora y media (10 km) llegue al otro lado, donde encontré a mi amigo muy tranquilo descansando junto a su kayak con la excusa que había mucha gente para dejar su kayak solo. Sin decirle mucho lo que pensaba agarre su carro y volví otros 10 km a buscar mi kayak.

Tampoco recuerdo haber caminado tanto como ese día, cerca de 35 km.


Al final terminamos de cruzar a eso de las 2 de la tarde. Comimos y descansamos unas horas para reponer energías y pusimos nuevamente los kayak en el agua.


Luego de 4 hs llegamos a la represa de Pichi Picún, donde caminé otros 3 km a campo traviesa hasta una garita de Gendarmeria para pedir permiso.

Pero nos negaron totalmente el acceso a las cercanías de la represa. Cabe destacar que tampoco me dejaron volver al campamento por medio de la calle interna, ya que "representaba un riesgo para mi seguridad", con lo cual tuve que volver por el camino que había ido, sorteando cañadones dos metros de altura, "totalmente seguro".
Al día siguiente volvimos unos 5  kilómetros hasta el Perilago, donde los muchachos de prefectura nos hicieron la gauchada de cuidarnos los kayak mientras íbamos hasta la ciudad de Piedra del Águila (4 km) a conseguir un flete para llevar los kayak al otro lado de la represa. Por suerte Tepo tenía plata y conseguimos hacerlo  por un valor de $300. A las 5 de la tarde estábamos remando nuevamente.

Con buen caudal y con unos 70 km de viento de cola esa tarde avanzábamos a unos 10 km/hs sin remar.




Al doceavo día de travesía llegamos a la cola del Lago El Chocón, donde volví a cambiar de compañero de travesía. Es hermoso remar el Río Limay para adentrarse en la inmensidad del Lago.
Mi viejo me volvió a acompañar otros tres días para recorrer el Chocón juntos.

El primer día en el Chocón hubo mucho viento, a tal punto que tuvimos que parar de navegar por seguridad. Al día siguiente remamos 6 hs hasta Chocón Medio.

Otra vez disfrute de las ventajas de navegar con mi padre: la pesca estaba asegurada.

Sin darnos cuenta hicimos el Chocón en 12 hs de remo, ¡una locura!.
Llegamos a la represa del Chocón tipo 3 de la tarde (día 15). Mi madre aguardaba nuestra llegada con unos riquísimos panqueques, cosa que nunca pensé comer en medio de la travesía.


y desde ahí en adelante seguí navegando solo.




A la mañana siguiente estaba en la represa de Arroyito, en la cual tuve que arrastrar el kayak unos 200 metros y patear unos 3 km con el kayak.


El año pasado navegué desde la represa del Chocón hasta Plottier para probar mi fallido carro, y además hice una bajada desde Plottier hasta Choele Choel (300 km - 3 días); por lo cual el paisaje en estos días de la travesía se me hacían familiares.


En Neuquén está la Confluencia de dos ríos, en la cual el Río Limay se encuentra con el Río Neuquén para formar el Río Negro, este último desemboca en el mar. Desde ahí no podía tomar agua del río, por su nivel de contaminación, por ende llevaba unos 10 litros de agua que iba reponiendo en cada camping había en la costa ribereña.

El tramo desde Arroyito hasta Roca posee mucha velocidad de agua, pero desde ahí en adelante el río pierde velocidad, hasta tal punto que sólo flotando avanzas con suerte a 1 km/hs.  Es ahí cuando, si estas cansado, te podes tomar ciertos lujos:

Unos 25 km antes de llegar a Choele, en el río, hay piedras enormes para desviar el curso del agua hacia un canal. Esto forma una divertida caída de agua de medio metro.


El día 21 llegue a Choele, donde pude reabastecerme de agua y comida en el "Parador y proveeduría lo de Fanny"; donde conocí al dueño con el cual estoy agradecido por la buena onda.
Ese día hice noche en un pequeña isla , y a la mañana siguiente me llevé una pequeña sorpresa: hormigas por doquier:

Después de casi quemar todo el kayak matando hormigas, con un palo prendido fuego, seguí viaje.

Más de una vez el calor te obligaba a estar literalmente en el agua.

El 3 de Febrero (día 23) pase General Conesa, último lugar donde me reabastecí de agua y comida. Esa tarde me tocó la primera tormenta fuerte del viaje.

Apurándome a armar campamento antes que se largue con todo:
[video]https://www.youtube.com/embed/SbMCKGAo2uU?wmode=transparent[/video]
Desde ahí no hubo un día en el cual no lloviese, lo cual era un alivio en cuanto al calor.


Esos días se me hicieron eternos, ya que tuve viento en contra todo el tiempo, y al no tener gran velocidad de agua, se formaban olas y si dejabas de remar retrocedías. Ya con todo el equipo mojado llegue a Viedma, donde no encontré lugar para acampar. Recorrí otros 10 km y encontré una isla, "La Palomar", a unos  20 km de la salida al mar en la cual era casi imposible franquear la vegetación. Igualmente pude encontrar, después de darle una vuelta y realizar tres intentos, un hueco por donde lograrlo.



Ultimo día - día 26:
Me levante temprano para aprovechar la marea, ya que al estar cerca del mar ésta es como una corriente en contra.

Al bajar el kayak y ponerlo en el agua me lleve la sorpresa de encontrar el río casi planchado, como si fuera un lago. No me hubiese sorprendido si me encontraba remando en contra del sentido del río ya que este parecía, por el viento y la marea, fluir hacia el otro lado; algo difícil de describir.

Después de 4 hs de remo ya había un oleaje constante en contra y por fin divisaba la salida al mar.

Una hora después llegue a mi destino, el mar. Pasar remando a la inmensidad del mar, luego de 26 días de remo, es algo hermoso e inigualable.







Un poco de información:

El apoyo logístico:
Si bien no contaba con un seguimiento terrestre, como suelen hacer algunos en travesías largas, siempre mantuve conversaciones telefónicas con mi familia y mi novia. En ellas informaba si requería algo para cuando nos veamos.
No hizo falta que le pidiera ningún favor, mi madre ya estaba dispuesta a llevarme al Nahuel Huapi a comenzar la travesía e irme a buscar a Viedma en su querido auto, eso es la que la distingue. Estoy eternamente agradecido por el aguante que recibí de mis viejos al realizar esta "locura", como lo llamo mi abuelo.
Muchísimas Gracias.

Fotos del viaje de ida:



Fotos al final de la travesía:




Mi novia, Romi,  se tomo la molestia de viajar miles de kilómetros con mi madre sólo para compartir un rato más conmigo. Las dos veces que cambie de compañero, en Collón Cura y en el Chocón, allí estuvieron mi madre y mi novia, haciéndome el aguante. Muchas gracias vida!


El día a día:
Si bien no llevaba control exacto del tiempo se puede decir que me levantaba entre las 6 a las 7 am, desayunaba un café con galletitas traviata (si es que habían), reacomodaba el equipo (al principió esto me llevaba unos 30 min, pero después de unos días lo hacía en 10). Después me ponía el chaleco y al agua!
A lo sumo ponía el kayak en el agua a las 8 am.  Remaba por lo menos 3 horas a la mañana. A la hora y media de haber empezado comía algo arriba del kayak: esto iba desde una barra de cereal o unas galletitas Traviata hasta un caramelo de menta, algo tan simple como esto último sirve muchísimo para mejorar el estado anímico.
Entre las 12:00 hs y las 14:00 hs comía. La comida del mediodía no fue muy variada: en el primer tramo que hice acompañado comíamos lo que pescábamos, y si no lo hacíamos, el almuerzo variaba entre fideos con queso y fideos con salsa. Los días que te querías dar un lujo comías capeletinis. Antes de esto a veces comíamos unas galletitas (siempre Traviata) con paté o picadillo.
Aproximadamente la mitad de los días dormía una hora antes de volver al agua. La rutina de la tarde era más tranquila: remaba aproximadamente otras 4 hs pero de manera más pausada. Dependiendo del clima y del cansancio. Entre las 18:00 a 20:00 hs empezaba a buscar un lugar en donde acampar, en lo posible una isla. Esto último era para evitar todo tipo de problema, ya sea con animales como con personas (no esta bien visto que andes haciendo fuego en campo ajeno).
Al encontrar un lugar seco donde parar lo primero que hacia era un fuego para tomar unos buenos mates acompañados de galletitas Traviata (sí, lo sé, las traviatas se convirtieron en tradición para mi familia) con  paté o con dulce. Ponía a secar el equipo y tiraba una o dos papas a las brasas, esa era la cena la mayoría de veces.
En cuanto a dormir, lo hacía a la intemperie (aislante y bolsa). Sólo 6 noches arme mi carpa individual donde entraban dos personas si se quería; y 4 de esas 6 noches la usé.
A lo sumo a las 23:00 hs ya estaba mirando las estrellas.

La Fauna:
Por momentos me olvidaba que estaba remando, me encontraba tildado mirando planear un aguilucho, observando como las golondrinas vuelan al ras del agua donde a no más de 30 cm de profundidad desfilaban truchas "arcoíris"
Observar la naturaleza en su estado puro es una de las grandes ventajas de aventurarse arriba de un kayak.

Al comienzo de la travesía, muchas truchas arcoíris se lucían bajo el agua cristalina gracias al reflejo del sol. Hasta Arroyito disfrutamos de pescar más de una arcoíris y una que otra perca. Pero de ahí en más no lleve la caña, ya que predomina la carpa que lamentablemente esta invadiendo todo el rió y desplazando a las demás especies por su modo de alimentación. En el Río Negro estas se posan a descansar en la orilla como si fueran piedras, asomando la mitad del lomo o su cola.

En la Represa de Piedra del Águila vimos el primer choique y sus apariciones me acompañaron hasta El Chocon. El choique es un ave de aproximadamente un metro de altura que podría ser descripto vulgarmente como un ñandú patagónico. Se los veía en las orillas siempre en grupos entre 5 a 10 ejemplares, y si nos acercábamos a menos de 20 metros desaparecían con gran velocidad.

La experiencia de la salida del río al lago El Chocón la describí como algo hermosa en sí, pero ésta se vio acompañada de la sorpresa al ver como algunos ejemplares lucían sus plumas blancas con tintes rosados con mucha elegancia. Fue la primera vez que vi flamencos.

Otra sorpresa me lleve con Tepo, entre Piedra del Águila y Pichi Picún. Al principio pensábamos que era una liebre, la vimos correr como tal pero al encontrarse en frente de una pared de roca vertical, de no menos de 5 metros de altura, ésta empezó a trepar dando pequeños saltos a toda velocidad hasta meterse en un hueco de la roca. Luego, navegando, vimos más de cerca como otro ejemplar trepaba un pequeño cañadon en tan solo segundos. Luego de observar su forma más detenidamente ambos concordamos en que era una especie de "ardilla patagónica".
Como se imaginan, ninguno tenía mucha idea de que animal se trataba y aún tenemos ciertas dudas.

A lo largo de todo el viaje vi infinidad de chivas, ovejas y vacas.
En Arroyito, a eso de las 19 hs del día 16, hice orilla para pasar la noche en la costa. Allí vi el único toro en el viaje, parado a unos 100 metros mirándome fijamente. De ese momento recuerdo haber mirado el kayak, que ya lo había separado unos 10 metros del agua, y una formación rocosa de dos metros atrás mio. Cuando volví la vista vi que el animal se acercaba con un trote ligero. Dude un segundo y la elección de subirme a las piedras fue acertada, una vez ahí vi como él me observó por unos 10 segundos a unos 30 metros de distancia para después meterse a campo traviesa.
Deben imaginarse lo rápido que puse el kayak en el agua y me aleje lo más posible de esa hermosa playa antes que caiga la noche; no tenía intenciones de dormir acompañado en ese momento.

Los meses anteriores a emprender el viaje divisé muchos coipos en la zona de Plottier, pero en la travesía sólo vi algunos entre Gral. Choele y Gral. Conesa.

Andar en el campamento con mi cuchillo enfundado en la cintura daba cierta seguridad... No por temor a alguna persona, sino más bien a los chanchos jabalí que divise pasando Choele. Estos, siempre en grupo, no representan una amenaza en sí a no ser que se sientan acorralados o asustados. Por suerte no fue necesario desenfundar más que para comer.

Hay animales y huellas que vi pero no supe apreciar. Variedad de patos, garzas, loros, águilas y cisnes; huellas de todo tamaño provenientes de pumas y otros felinos; aves carroñeras como los jote de cabeza colorado y de cabeza negra, entre otros.


El equipo:
Empecemos por lo básico, equipo de kayak:
Mi primer y único kayak: un travesía 5.10 "Narval" de astilleros "Wotan" el cual tiene dos estancos para poner equipo. Me lo regalo mi viejo hace 8 años y todavía le quedan muchos kilómetros por recorrer.
Siempre que se adquiere una embarcación hay que bautizarla y recuerdo bien cuando lo hice. Lo bautice "Pangkull" ("cachorro de puma" en mapuche) ya que mi primer nombre es Chrapial ("puma gris" en mapuche).
Hace un año le mandé a modificar las tapas ya que éstas eran a rosca y se filtraba un poco de agua. Le hice poner unas tapas de neopreno y arriba tapas de fibra. Por cierto: el viaje para cruzar la represa de Pichi se cobro una de mis tapas de fibra.
La pala que usé fue una "Camerucci" de madera, arreglada unas 3 veces antes de partir y dos veces, con cinta scotch, en la travesía. A ésta la bautice "Weñui", "compañera" en mapuche.
También llevamos chaleco, cubre-copi, remeras térmicas, chaquetas secas, botas y medias de neopreno, manoplas y cuerdas de rescate-remolque.  La mayoría de estas cosas no fueron necesarias ni usarlas pero por seguridad ahí estaban.
En el primer tramo por ser el más peligroso, llevábamos una pala extra "de acople" por si llegábamos a romper o perder alguna.
Mi viejo me acompaño en su kayak, un "Neco 5" de SDK, y mi amigo Tepo en el suyo: un "Neco 3" también SDK con timón.
Equipo de acampar:
Lo necesario: carpa, bolsa, aislante, anafe chico, dos ollas, una pava, dos pedernales para prender fuego, linterna frontal resistente al agua, celular con gps, cargador solar, etc.
La cámara que utilicé fue una GoPro Hero 4 de mi novia, y la cámara del celular.


Post-travesía:
Si quieren adelgazar, hacer una travesía de esta magnitud no es fácil pero si que les va a dar resultado. Después de 26 días de remo volví con más de  4 kilos menos y además de enfrentarme a volver a la civilización y a la rutina tengo que lidiar con una tendnitis en mi hombro derecho, seguramente causada por tanto remo. Tan solo pasaron tres semanas desde que terminé la travesía y ya extraño el río.
Pasará más de un mes para poner nuevamente mi kayak en el agua, pero creo que ya estoy preparándome para la próxima travesía. Sólo queda definir el cómo y el cuándo.



Fin del post. Muchas gracias por haberlo leído, espero que lo hayan disfrutado y que les sea de utilidad a aquellos que quieran hacer algo parecido. Agradezco nuevamente a mi familia y a mi novia por aguantarme y a los muchachos (Bartolianos) por darme una mano con el post. Gracias y a seguirla remando!!

Nota: Si dudan de la validez de la historia simplemente comparen el mail de los post y veran que tanto el de taringa, el que publique en amigosenkayak y este son de mi autoría.  Si tienen alguna duda no duden en preguntar. Saludos!
Francesco Peressini

Desconectado Malakanudo

  • Marinero
  • **
  • Mensajes: 791
  • Kayak: Skua azul. 2 palas de Manolo Pastoriza.
Re:Cortando Argentina en Kayak | 26 días de travesía | 1300 km
« Respuesta #1 : 02 abril, 2016, 18:04:13 pm »
Francesco, bonito viaje. Reflejas muy bien la esencia del kayak de travesia. Ya me están dando ganas de lanzarme al agua por unos días .
Saludos desde Málaga.

Desconectado Francesco Peressini

  • Grumete
  • *
  • Mensajes: 8
  • Kayak: "Narval" 5.10 astillero "Wotan"
Re:Cortando Argentina en Kayak | 26 días de travesía | 1300 km
« Respuesta #2 : 02 abril, 2016, 18:43:41 pm »
Muchas gracias. Se extraña mucho el remar, ahora tengo tanto estudio que no me puedo darme ese lujo, creo que a todos por a o por b nos pasa igual. Ya me tomare unos días al igual que vos.. jeje saludos!
« Última Modificación: 02 abril, 2016, 18:45:29 pm por Francesco Peressini »
Francesco Peressini

Desconectado Johnny

  • Marinero
  • **
  • Mensajes: 248
  • Hasta el infinito y más allá, ... pero en kayak
  • Kayak: Sikuk Fun-Run
Re:Cortando Argentina en Kayak | 26 días de travesía | 1300 km
« Respuesta #3 : 02 abril, 2016, 20:58:36 pm »
Gracias por compartir la experiencia colega. Me ha dado mucha envidia y he disfrutado leyéndola.
Ahora que?, darle la vuelta pasando el cabo por el sur??

Saludos y olas
Johnny
Johnny

Desconectado Francesco Peressini

  • Grumete
  • *
  • Mensajes: 8
  • Kayak: "Narval" 5.10 astillero "Wotan"
Re:Cortando Argentina en Kayak | 26 días de travesía | 1300 km
« Respuesta #4 : 02 abril, 2016, 21:26:13 pm »
jaja "Ojala amigo"!! xD  por ahora mucho estudio y poco remo, tengo tiempo para soñar con la próxima.

Saludos!
Francesco Peressini

Desconectado jílar

  • Marinero
  • **
  • Mensajes: 10996
  • Navegando por Ferrol
    • Kayak Cabo Prior ( KCP )
  • Kayak: Goltziana Solaris
Re:Cortando Argentina en Kayak | 26 días de travesía | 1300 km
« Respuesta #5 : 03 abril, 2016, 12:50:29 pm »
Buena tijera llevarías  :pirata:

Magnífica aventura, Francesco.

El día que anduviste 30 km por culpa del fallo del carrito, no sé cómo has tenido ganas de seguir paleando.  :wink:

Y...  ¿son estas las que tanto te aprovecharon?   :P

Desconectado Francesco Peressini

  • Grumete
  • *
  • Mensajes: 8
  • Kayak: "Narval" 5.10 astillero "Wotan"
Re:Cortando Argentina en Kayak | 26 días de travesía | 1300 km
« Respuesta #6 : 03 abril, 2016, 17:47:37 pm »
Muchas gracias jílar!!
Je no lo dice en el post pero ese día rompí dos pares de medias y me ampolle todos los pies porque no lleve zapatillas adecuadas para caminar... Jaja sufrí bastante.

Si, esas son las queridas galletitas... Jaja en mi casa no pueden faltar xD y menos en un viaje... Je aparecen en alguna foto siempre. xD

Saludos!!
Francesco Peressini

Desconectado supernadie

  • Marinero
  • **
  • Mensajes: 3957
  • vive la vida, estarás mas tiempo muerto que vivo.
    • mi otro foro
  • Kayak: Nelo Navigator
Re:Cortando Argentina en Kayak | 26 días de travesía | 1300 km
« Respuesta #7 : 03 abril, 2016, 18:58:56 pm »
Francesco,  lo primero enhorabuena por la aventura, y pasando a las galletas hay que reconocer que humor no os falta:

La Traviata conquistó al público con sus célebres "23 agujeritos", una idea publicitaria que transformó a la marca favorita de los argentinos amantes del sándwich hecho con galletitas de agua.

Este nombre adquirió además un tinte histórico a quedar asociado con el asesinato del líder sindical José Ignacio Rucci en 1973 en un operativo que los Montoneros denominaron "Operación Traviata" por los 23 tiros con que asesinaron al dirigente.

Tomado de https://www.google.es/url?sa=t&source=web&rct=j&url=http://www.minutouno.com/notas/334545-cual-es-la-historia-secreta-las-galletitas-preferidas-los-argentinos&ved=0ahUKEwjv54eb-PLLAhVHPRoKHbYBCgwQFghUMAs&usg=AFQjCNH73i4KrPRolVX17If37e2DqGj2cw&sig2=GKJM8jmclT34VqaWEYhlcQ  :pirata:
no basta con tener razón, hay que saberla exponer, y que te la quieran dar.

Desconectado Francesco Peressini

  • Grumete
  • *
  • Mensajes: 8
  • Kayak: "Narval" 5.10 astillero "Wotan"
Re:Cortando Argentina en Kayak | 26 días de travesía | 1300 km
« Respuesta #8 : 03 abril, 2016, 20:20:25 pm »
Gracias!,
Desconocía la historia. Me pareció chistosos mencionar las galletitas porque siempre que faltan es un problema, somos capaces de no comer si no hay... jaja
Después de los primeros días las galletitas estaban todas molidas, je
Creo que todo kayakista y/o aventurero tiene sus mañas en cuanto a la comida. C= Vamos a ver si para la próxima consigo el sponsor al menos... jaja
Saludos!
Francesco Peressini

Desconectado Picka

  • Grumete
  • *
  • Mensajes: 4
  • Kayak: Atlantikayak Boreal
Re:Cortando Argentina en Kayak | 26 días de travesía | 1300 km
« Respuesta #9 : 04 abril, 2016, 05:45:29 am »
Muy buena travesía,  mejor relato, hace poco intente la Martín Garcia y ahora con lo que subiste me dan unas ganas de subirme al kayak y meterle pala.  Gracias por compartirlo
Abrazo

Desconectado Jose Bello

  • Marinero
  • **
  • Mensajes: 635
    • josebelloseakayaking.blogspot.com.es
  • Kayak: Neutrón Fun Run
Re:Cortando Argentina en Kayak | 26 días de travesía | 1300 km
« Respuesta #10 : 05 abril, 2016, 12:52:56 pm »
Buen relato Francesco, muchas gracias por compartirlo. Ahora a preparar la próxima... si es por mar mejor ¿no?

Desconectado Francesco Peressini

  • Grumete
  • *
  • Mensajes: 8
  • Kayak: "Narval" 5.10 astillero "Wotan"
Re:Cortando Argentina en Kayak | 26 días de travesía | 1300 km
« Respuesta #11 : 05 abril, 2016, 15:50:40 pm »
Buen relato Francesco, muchas gracias por compartirlo. Ahora a preparar la próxima... si es por mar mejor ¿no?

Gracias Jose!! C= je pocas veces navegue en mar... me gustaría hacer alguna travesía desde la Isla de los Pajaros!! ya vere... cuando salí al mar en la travesía tenia ganas de seguir costeando Argentina. Nunca lo había pensado hasta ese momento, pero no tenia más tiempo.. jaja
saludos!
Francesco Peressini

Desconectado Sailing Wilbury

  • Marinero
  • **
  • Mensajes: 96
  • Encuentra tu propósito
    • Rafael Wilbury
  • Kayak: FunRun Sedna
Re:Cortando Argentina en Kayak | 26 días de travesía | 1300 km
« Respuesta #12 : 05 abril, 2016, 16:12:28 pm »
Me uno a los agradecimientos (y a la envidia) por compartir la historia. Tanto para hacer una larga travesía como para luego escribirla hace falta tenacidad. Así que enhorabuena.

Desconectado cormoran

  • Marinero
  • **
  • Mensajes: 189
  • Com cagalló per séquia
  • Kayak: Encara sura el cabró...
Re:Cortando Argentina en Kayak | 26 días de travesía | 1300 km
« Respuesta #13 : 05 abril, 2016, 17:42:48 pm »
Sos grosso Francesco. :mrgreen:
"Y Dios creó a los pescadores, a las motos de agua y a los borrachos domingueros con barco para hacernos mejores kayakeros"

Desconectado esscapar

  • Marinero
  • **
  • Mensajes: 3094
  • Kayak: fun run SKUA
Re:Cortando Argentina en Kayak | 26 días de travesía | 1300 km
« Respuesta #14 : 05 abril, 2016, 18:38:21 pm »
Francesco, bonita y gran travesía, que además has contado y animado con las fotos de forma magnífica.
Gracias por compartirlo con nosotros.
"Style is an attitude"